Tel: 91 350 06 13 - marcosmagenta@wanadoo.es

El traslado de las obras del museo del prado

El traslado de las obras del museo del prado

Como expertos de la enmarcación de cuadros en Chamartín sabemos lo importarte que es el arte y la cultura para la historia y el futuro de una nación. En algunas ocasiones la barbarie humana ha puesto en peligro la herencia cultural de nuestro país. 

Madrid puede presumir de tener una de las pinacotecas más importantes del mundo gracias a que muchas personas han defendido su contenido. En el otoño del 1936, unos meses después del estallido de la guerra, el bando nacional se acercaba a Madrid. La aviación alemana e italiana, que colaboraban con el ejército franquista, bombardeaba la capital de manera continua. El Museo del Prado era un fortín para proteger sus valiosas piezas, pero ante la terrible situación se tomó la decisión de trasladar las obras fuera del país.   

Alrededor de 2000 obras de arte fueron evacuadas en el invierno de aquel año 36. El viaje pasó por Valencia y Cataluña hasta que finalmente las obras se exiliaron al extranjero, como hicieran muchos de nuestros más importantes artistas. Ese inmenso patrimonio artístico terminó alojándose en la sede de la Sociedad de Naciones en Ginebra hasta que terminó la contienda. 

En el 39 las obras de arte volvieron a España tras tres años en el extranjero, ahora el país estaba desolado por una guerra fraticida pero nosotros como expertos en enmarcación de cuadros en Chamartín valoramos el esfuerzo realizado por muchos hombres para salvar tantas joyas artísticas.

Cualquier persona sensible sabe que el arte es algo que hay que mimar y cuidar, por eso cuenta con Magenta Taller de Marcos y Molduras  para enmarcar tus cuadros.